martes, 15 de mayo de 2012

Necesidad de Santo Tomás de Aquino



«Para evitar los errores, que son la causa primera de las miserias de nuestros tiempos, es preciso permanecer fieles, hoy más que nunca, a las doctrinas de santo Tomás. Las varias opiniones y teorías de los modernistas las refuta él victoriosamente, tanto en filosofía, defendiendo, como hemos visto, el valor y la fuerza de la inteligencia humana, y probando con firmísimos argumentos la existencia de Dios, como en teología, distinguiendo el orden natural del sobrenatural e ilustrando las razones de la fe en todos los dogmas, y mostrando que las cosas creídas con la fe no se apoyan sobre una opinión, sino sobre la verdad, y son inmutables; en la ciencia bíblica, dando el verdadero concepto de la divina inspiración; en la disciplina moral, social y jurídica, estableciendo bien los principios de la justicia legal y social, conmutativa y distributiva, y en las relaciones de la justicia misma con la caridad; en la ascética, dando reglas para la perfección de la vida cristiana e impugnando a los que en su tiempo se oponían a las Órdenes religiosas. Y contra esta emancipación de Dios, hoy tan decantada, afirma los derechos de la Verdad primera y de la autoridad que sobre nosotros tiene Dios, Señor supremo. De aquí se verá por qué los modernistas no temen a ningún otro Doctor de la Iglesia tanto como a Tomás de Aquino. Así, pues, del mismo modo que se les dijo a los egipcios cuando estaban grandemente necesitados: “Id a José”, para obtener de él abundancia de trigo y poder alimentar sus cuerpos, del mismo modo hoy, a todos los hambrientos de verdad, Nos les decimos: “Id a Tomás” para que os dé él, que tiene tanta abundancia, el pasto de la sana doctrina y el alimento de las almas para la vida sempiterna» 


(Palabras del Papa Pio XI en la encíclica "Studiorum ducem" acerca de la necesidad del estudio de la doctrina tomista)


No hay comentarios: