sábado, 28 de octubre de 2017

Defender la familia

A veces me preguntan el porqué de mi aversión a ideologías destructivas de la familia. Pues bien, ahí les va una razón entre miles:
La familia lleva siglos siendo un dique contra el poder totalitario del Estado. El núcleo familiar es como un oasis de "autonomía" frente a las determinaciones estatales, en el sentido de que son los padres los que detentan la autoridad sobre sus hijos y les transmiten sus tradiciones, sus costumbres, su credo y su escala de principios y valores. Todo Estado tiende a desear todo el poder que le sea posible, y siempre se estrella contra este muro de "independencia".
Por ello es enormemente favorable al Estado la disolución de las familias, porque sin familias fuertes ya queda solo el individuo frente al Estado, es decir, queda el individuo a merced del Estado y este le dirá no solo cómo actuar, sino también como pensar y qué creer.
Por ello la defensa de la familia frente a las múltiples iniciativas que la vienen golpeando desde hace años (divorcio, aborto, eutanasia, ideología de género, "matrimonio" homosexual y un largo etcétera), es un deber de todo aquél que desee preservar la verdadera libertad.


Leonardo Rodríguez.


8 comentarios:

Jhon Fredy Suárez Solano dijo...

Hola Leonardo. Yo no creo que el Estado, menos el Estado colombiano que es un verdadero padre ausente e inoperante, tenga semejante poder contra el individio. Por otra parte creo que usted idealiza las familias como si fueran un ente monolitico y uniforme.

Quidam dijo...

Buenos días señor Solano. Estamos esta vez totalmente de acuerdo, al igual que usted pienso que el Estado colombiano es inoperante y también, como acertadamente lo caracteriza usted, idealizo la familia y la considero un "ente monolítico y uniforme".

Cordial saludo.

Anónimo dijo...

"..el poder totalitario del Estado.."

Vamos a ver si nos enteramos:

El "Estado", que efectivamente es muy poderoso y la Historia nos dice que puede ser muy peligroso -mortal- para sus habitantes (Unión Soviética sus gulags y sus hambrunas, China comunista y sus campos de exterminio, Camboya y los campos de la muerte del Pol Pot...) no tiene manos, ni pies, ni cabeza...

Cuando hablamos de "Estado", estamos empleando una convención para decir "políticos", que es otra cosa muy diferente.

Y cuando decimos "políticos", estamos hablando de los que les manejan (lobbies, grupos de presión, logias, dueños de los medios de comunicación...)

Si echamos un vistazo a la realidad, lo que está pasando en Europa y Estados Unidos, podemos apreciar el alcance de este peligro y como la "democracia" no existe:

La gran mayoría de la población de Europa y Estados Unidos es cristiana. ¿Como es posible que los políticos elegidos por ellos como sus representantes estén imponiendo políticas anticristianas y políticas contrarias a sus intereses personales?

No solo están descristianizando el país y están persiguiendo a las creencias cristianas, están diluyendo la población con una inmigración en masa de musulmanes, subvencionada por los trabajadores cristianos, mientras al mismo tiempo se fuerza a la población cristiana a que no tenga hijos y, si los tiene, que aborte?

¿Como es posible que promuevan inmigración masiva de personas que no saben hacer nada, pero que son musulmanes, a los que hay que dar casa y un salario por cada hijo que tengan (si, con cada una de las 4 mujeres que permite el Islam) si esto no solo baja los salarios de la población sino que consume las ayudas sociales a que tienen derecho?

¿Como es posible que una minoría de la población (los homosexuales, que no llegan ni al 3% de ella) estén dictando la política a los políticos y persiguiendo a la población cristiana?

¿Como es posible que los ateos, que son todavía muchos menos, estén imponiendo políticas contra la mayoría de la población, que es cristiana?

Eso es lo que llaman "democracia": el gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo. Pero la evidencia es que es una farsa utilizada por minorías muy pequeñas para imponernos sus voluntades en nuestro perjuicio sellado con el prestigio de "democrático" (que es siempre el gobierno de la mayoría, no de la minoría, como está sucediendo desde las revoluciones inglesa y francesa)

Queda por ver como nos beneficiamos de todo esto.
Lo que si es claro es como los que manejan a nuestros políticos se benefician a nuestra costa.

Si de verdad no tuviesen que temer, no lo harían a escondidas, en secreto -como lo hace cualquier religión: predican en publico, y al que le parece bien lo toma, y al que no, lo deja-. No, lo hacen así, en la sombra, a sabiendas;
porque saben que no lo queremos; y no lo queremos porque nos perjudica.

Todo en nombre del la "democracia" (o de la Patria, o del Pueblo...)







Anónimo dijo...

Lo que está pasando con las izquierdas en Estados Unidos y Europa es que están pasando de defender los intereses de los trabajadores (es imposible más, salvo que destruyan la economía), para imponer "ideologías" -religión laica- ayudados por grupos muy organizados y muy poderosos anticristianos y antieuropeos,

La ideología que se está imponiendo es la elaborada por la llamada "Escuela de Frankfurt", grupo de filósofos ashkenazis sionistas anticristianos que tuvo que huir de la Alemania nazi. Lucacs, por ejemplo, fue el que diseñó la demolición de la civilización cristiana a través del sexo). Se les conocen también por "marxistas culturales": desestabilizar las sociedades europeas a través de la cultura en sentido amplio. No tiene nada que ver con que el trabajador viva mejor.

El otro pensador que se ha convertido en guía de cabecera de esta gente, que se empeña en "salvarnos" sin que lo queramos ni que lo pidamos, es el comunista italiano Gramsci.

Este, muy inteligente, se dio cuenta que el comunismo era imposible si antes no se desestabilizaba la sociedad. Y lo que mantiene la sociedad son 2 cosas: la Iglesia Católica y la familia.

Por tanto, hay que destruir la Iglesia Católica y la familia para que todos podamos entrar en el paraíso comunista "sin clases" (el que sobreviva, claro)

Como el comunismo se ha desacreditado totalmente por los horrores que ha cometido con la población allí donde se ha implantado y por la miseria total que ha creado (y porque gracias a la sociedad capitalista de consumo, los trabajadores son burgueses, no proletarios), Gramsci se ha como convertido en la esperanza de estos iluminados llenos de odio y resentimiento...hasta que olvidemos la Historia y vuelvan a las andadas.

Por eso, nuestro futuro depende que la Iglesia Católica y la familia sigan existiendo y sigan siendo los pilares de la sociedad.
Nos va la vida y la de nuestros hijos en ello.



Anónimo dijo...

Señor Jhon Fredy Suarez Solano:

Si; el Estado tiene ese poder porque tiene 2 cosas en monopolio: el monopolio de la fuerza y el control de la educación (además del dinero). En cualquier caso es lo que está pasando ahora mismo en Europa y Estados Unidos en este momento; no es una opinión. Es una realidad.

Parece que usted piensa que el "Estado" -en particular el colombiano-, deba ocuparse de usted como si fuese su "padre" (familia).

No, ni el Estado es su familia ideal, ni debe ocuparse de nadie.

Allí donde se ha hecho, en Europa con el "Estado del bienestar", ha traído muchos problemas y ha creado decadencia, rompimiento de familias, soledad y los lazos naturales de solidaridad.

El Estado del bienestar no solo ha hecho que los ciudadanos, movidos por la envidia y la codicia de los bienes ajenos, hayan votado a políticos anticristianos; es que eso ha parado su crecimiento económico y les ha quitado todo impulso de prosperar -les ha capado-

"Idealizar las familias"
Cada cual tiene la experiencia que tiene con su familia de sangre; pero, en general, todos estamos de acuerdo en que si hay que elegir a quien te quiere bien, todos elegiríamos a la familia de sangre, que crea y mantiene afectos naturales y no al Estado, a quien el individuo no le interesa lo más mínimo y que suele utilizar como carne de cañón (en sentido real, no figurado)

Son tus padres los que se han sacrificado por ti durante muchos años, porque te quieren (a su manera), como tu harás los mismo con tus hijos (repitiendo los "errores" que todos achacamos a nuestros padres)

Los únicos que viven bien en este sistema del Estado-mamá son los políticos y los funcionarios.

Los políticos, porque ganan el poder, el dinero y la influencia gracias a que nos compran el voto con estas mentiras (comprar el voto no es democrático) y que se libran de ser juzgados por la efectividad de sus políticas, que no las tienen (porque les hemos votado para otra cosa: para que roben a nuestro vecino y nos lo den a nosotros).

Los funcionarios, porque hay que recaudar y administrar el dinero de los súbditos -que no ciudadanos- (súbdito: el que no quiere pagar los impuestos que sus representantes han votado, e intenta vivir parasitando de los demás). Al final, en este tipo de sociedades "avanzadas" e inhumanas, la mayoría del dinero que se recauda no va a que el pueblo viva mejor -y esto lo hemos visto con las crisis, donde no hay dinero para nadie-.

La mayoría del dinero sirve para que políticos y funcionarios parasiten de los trabajadores.

La independencia se ganó haciendo creer a la población que iban a ser más libres y mas prósperos sin la metrópoli.

La Historia ha demostrado lo contrario.

Pero lo que usted propone es ir por el mismo camino: perder libertad y dejar de prosperar a cambio de la creencia infundada y equivocada de que el Estado le va a enriquecer.

El Estado está para dar estabilidad económica, jurídica y social.

La prosperidad la crean sus habitantes cuando trabajan cada uno en su actividad intentando mejorarla para ganar más.

Una y otra vez caemos en el pecado de pensar que lo que es factible para uno -yo-, lo puede ser para todos -se arruina la economía y nuestro futuro-.

Pero es que la envidia, la codicia de los bienes ajenos, el resentimiento y el parasitismo son motivadores demasiado humanos y potentes.

Y así nos castigan luego.



Quidam dijo...

Estimado anónimo, gracias por sus comentarios.

Cordial saludo.

L.R

Anónimo dijo...

Buenas, soy católico pero... ¿es cómo lefevbrista el autor de este blog?

Quidam dijo...

Buenas tardes anónimo. Sí señor, en este blog se aprecia la obra de monseñor Marcel Lefebvre en defensa de la fe católica.

Cordial saludo.