martes, 19 de enero de 2016

La era de la "infoxicación"



Hace algunos días paseando por Internet me encontré con esta palabra: infoxicación. Me llamó la atención y leí un poco acerca de ella. Ahora les comparto mis reflexiones al respecto.

La infoxicación, como su mismo nombre permite adivinar, es una intoxicación por exceso de información; y hace referencia a un fenómeno social moderno que consiste en que las nuevas generaciones, digamos personas hasta los 30 más o menos, han crecido en un ambiente cultural marcado por los modernos medios de comunicación masiva y de manera particular por las 'maravillas' de la Internet, cosa que debiera ser positiva y sin embargo ha venido descubriendo cada vez con mayor claridad su lado negativo. 

Precisamente ello es la "infoxicación", el lado negativo, o uno de los lados negativos, de la llamada era de la información: SE HA PUESTO EN MANOS DE TODOS UN EXCESO DE INFORMACIÓN TAL QUE HA VUELTO IMPOSIBLE DIGERIRLO RACIONAL Y REFLEXIVAMENTE, OCASIONANDO UNA VERDADERA INDIGESTIÓN INFORMATIVA QUE EN VEZ DE AYUDAR A LLEVAR CULTURA Y CONOCIMIENTOS AL MAYOR NÚMERO POSIBLE DE PERSONAS, LOS HA SATURADO HASTA EL CANSANCIO.

Y las consecuencias han sido varias. Veamos algunas bastante evidentes:

1) LA VANALIZACIÓN DE TEMAS IMPORTANTES:

Muchos temas que hace algunos años tenían una importancia grande en las sociedades han ido perdiendo dicha importancia a causa de la avalancha de puntos de vista, perspectivas, datos, modelos, propuestas, opiniones, etc., que se han difundido. De tal manera que la misma multiplicación casi infinita de posibilidades acerca de un mismo tema ha hecho que dicho tema pierda importancia y se haga casi superficial.

Basta pensar por ejemplo en temas como la política, el bien común, la cultura, la literatura, la religión, etc. Hoy dichos campos de acción y reflexión no entusiasman a los "nativos digitales", puesto que sus intereses se dirigen ya hacia otras realidades, habiendo perdido dichos temas la importancia y cuasi sacralidad que tenían antiguamente. Las nuevas generaciones miran aquello con desdén.

2) EL EMPOBRECIMIENTO DE LA CAPACIDAD REFLEXIVA:

A causa de la inmensa cantidad de información disponible al alcance de un "clic" y una pantalla, el hombre actual se ha venido acostumbrando a recibir todo prefabricado, a recibir todo ya hecho. Y ha ido perdiendo el hábito de reflexionar y razonar sobre lo que le es ofrecido, sobre lo que encuentra en el contexto social.

Hoy los más jóvenes en ocasiones son incluso incapaces de conversar sobre nada importante, esclavizados del brillo de las pantallas y como narcotizados por las posibilidades que ofrece la Internet. De seres racionales (es decir, que razonan) va quedando cada vez menos y se cumple entonces lo que decía el pensador italiano Giovanni Sartori al señalar que actualmente ha desaparecido el "homo sapiens", y ha sido reemplazado progresivamente por una nueva especie: el "homo videns", el hombre que solo mira pantallas, sin ofrecer ningún alimento a su mente, solo a sus ojos. 

Hoy los jóvenes lo han visto ya todo, pero no han pensado nada.


Esas serían las dos consecuencias más inmediatas de la infoxicación, que como toda intoxicación requiere para su tratamiento de una limpieza suficiente que elimine del sistema los excesos y restablezca el equilibrio necesario.

Dicho equilibrio creemos nosotros poder encontrarlo en el pensamiento clásico, que nos esforzamos por difundir en este blog y en las obras que se han ido publicando con el favor de Dios.



Leonardo Rodríguez 


No hay comentarios: