miércoles, 3 de febrero de 2016

(6) Las virtudes: preguntas y respuestas.



Perfección del hombre


P. ¿En qué consiste la perfección del hombre?

R. En la unión con el principio de donde procede. El hombre procede de Dios por la creación, vuelve a Él y se une con Él mediante la caridad y el ejercicio de todas las virtudes.

P. Según esto, ¿la perfección del hombre consiste en la caridad?

R. No hay duda.

P. ¿La virtud está en todos los hombres en igual grado de perfección?

R. Si se considera ésta según su naturaleza o esencia, es igualmente perfecta en todos los que la poseen. Es planta en su semilla, es planta en sus raíces, ramas, hojas y frutos; es perfecta planta cuando se siembra, cuando nace, cuando crece; es planta igualmente perfecta cuando a tiempos oportunos da frutos dulces y sazonados. Si se considera según sus diferentes especies, tampoco admite diferentes grados de perfección; la nuez es tan perfecta semilla como un grano de trigo; el nogal y el trigo son plantas igualmente perfectas según sus especies. Si se miran según sus objetos, unas son más nobles y más excelentes que otras, pero no más ni menos perfectas. Si se contemplan en sus individuos, puede un sujeto poseer una misma virtud en mayor grado de perfección que otra, a manera que una misma especie de plantas puede estar en diferentes campos en diferentes grados de perfección: en uno en semilla, en otro en hojas y ramas, y en otro dando frutos sazonados.

P. ¿El hombre marcha a la perfección por grados?

R. Sí, como todos los demás vivientes.

P. Para conocer los diferentes grados de perfección del hombre, ¿a qué hemos de atender?

R. A la caridad.

P. Según esto, ¿la caridad perfecciona al hombre poco a poco, por grados, con tiempo y mediante el ejercicio de todas las virtudes?

R. No cabe duda.


(Tomado de "Catecismo de las virtudes", Francisco Palau)


No hay comentarios: