lunes, 14 de octubre de 2013

¿Libertad religiosa?



En rigor, no hay Estado  si  éste no  es  laico, porque no hay  rigurosa soberanía estatal donde se reconoce una  legalidad  trascendente y una  autoridad  religiosa  que  la  recuerde  con  una  validez  que  se imponga a  la legalidad del derecho positivo. Por ello los defensores del Estado  liberal pugnaron durante  todo  el  siglo XIX y XX para que los países católicos adoptaran el régimen de libertad religiosa. No como un sistema equivalente a la antigua tolerancia de derecho  común  de  las  comunidades  disidentes  en  los  países  de religión  tradicional  y  mayoritaria,  sino  como  un  principio  de derecho constitucional acompañado siempre, inmediata o consecutivamente, de la pérdida de la unidad religiosa y de la “licuefacción” de  la  fe y moral cristiana  ambiental. De  tal modo que  las variables  “Estado  en  construcción”  y  “libertad  de  conciencia” sumadas a la “libertad religiosa” han tenido como resultado necesario el Estado moderno esencialmente laico.


(tomado de "LA LIBERTAD MODERNA DE CONCIENCIA Y DE RELIGIÓN Y LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADO.
UNA APELACIÓN A NUESTRO PRESENTE HISTÓRICO" de JULIO ALVEAR TÉLLEZ)

No hay comentarios: