miércoles, 10 de junio de 2015

(26) Perlitas de filosofía

The philosopher is a lover of wisdom, one who seeks wisdom for its own sake and not for any other motive, for a person who seeks a certain thing for some other motive loves the motive more than the thing sought. Philosophy is, strictly speaking, knowledge sought for its own sake, for the sheer love of truth.


El filósofo es un amante de la sabiduría, alguien que busca la sabiduría por sí misma y no por cualquier otro motivo, pues una persona que busca una cierta cosa por algún otro motivo ama el motivo más que lo buscado. La filosofía es, en rigor, el conocimiento que se busca por sí mismo, por el puro amor a la verdad.

(Tomado de "What is philosophy?", de Paul G. Horrigan)
____________________________________

La edad moderna comenzó pidiendo a los hombres olvidar los siglos de sabiduría (entendida, en pocas palabras, como la tendencia a verlo todo con ojos de eternidad), a cambio de futuros siglos de conocimiento. Conocimiento para dominar la naturaleza, para construir máquinas y hacer cómoda la vida.

Nuestro tiempo actual vive las consecuencias de esa elección hecha por nuestros mayores hace unos 4 siglos. Y efectivamente tenemos máquinas, pero ya no tenemos sabiduría. Ya no miramos las cosas con ojos de eternidad.

¿Qué significa mirar las cosas con ojos de eternidad? significa enfrentar la vida valorándolo todo según una perspectiva más amplia que el mero pragmatismo del momento. Los antiguos fueron expertos en eso. Tal vez por eso no construyeron laboratorios sino catedrales.

Y no es que los laboratorios no sean útiles, al contrario, son eso y solo eso: cosas útiles. Pero la sabiduría es mucho más que algo útil, mucho más que algo que simplemente se usa y se tira. La sabiduría es la comprensión del motivo de nuestra existencia.

Hoy falta esa mirada hacia lo eterno, nuestros ojos hoy se han hecho incapaces de ver otra cosa que no sea lo que está frente a nosotros. Ya no tenemos el hábito de leer en el interior de las cosas, o como se dice en latín "intus legere", de donde proviene la palabra inteligencia. 

Todos le creímos a Darwin y hoy vivimos sin más horizonte que el inmediato y sensible, como cualquier animal de granja.


Leonardo R.

No hay comentarios: