jueves, 11 de junio de 2015

(29) Perlitas de filosofía

Finis in genere est id propter quod aliquid fit.

Fin, en general, es aquello a causa de lo cual algo se hace

Finis dividitur:

a) In finem operis et operantis. Finis operis est id ad quod opus natura sua ordinatur. Finis operantis est id quod agens pro lubitu agendo intendit.

El fin se divide en:

a) Fin de la obra y fin del que obra. Fin de la obra es aquello a lo cual se ordena de suyo la acción. Fin del que obra es aquello que busca quien realiza la acción.

b) In finem proximum, intermedium et ultimum. Finis proximus est bonum ad quod immediate tendit opus vel operans. Finis ultimus est bonum propter se appetitum, caetera autem propter ipsum. Finis intermedius est bonum non propter se appetitum, sed propter aliud ad quod ducit.


b) En fin próximo, intermedio y último. Fin próximo es el bien hacia el cual directa e inmediatamente tienden la acción o el agente. Fin último es el bien buscado o intentado por sí mismo mediante la acción, de forma que lo demás es buscado o intentado a causa de él. Fin intermedio es el bien que no se apetece por sí, sino por otro hacia el cual conduce.

(Tomado de "Ethica", de Stanislao Lortie)
____________________________________

El principio de finalidad afirma que cada vez que es realizada una acción, dicha acción se realizada por un fin, en busca de un fin.

En el caso de los agentes (agente es el nombre técnico usado para referirse a quien ejecuta una acción, viene del verbo latino "agere", que significa obrar) racionales, estos tienen el privilegio de conocer el fin como tal, y poder, por tanto, ordenar los medios para su consecución.

Sin embargo, santo Tomás afirma que no solo los agentes racionales obran por un fin, sino todos los agentes, estas son sus propias palabras:

"Todo agente obra necesariamente por un fin. En efecto, en una serie de causas ordenadas entre sí, no se puede eliminar la primera sin suprimir también las otras; y la primera de todas las causas es la final. La razón de esto es que la materia no alcanza la forma sin la moción de la causa agente, pues nada puede pasar por sí mismo de la potencia al acto. Pero la causa agente sólo actúa en vista del fin. Si un agente no estuviera determinado a lograr algo concreto, no haría una cosa en vez de otra, porque, para que produzca un efecto determinado, tiene que estar determinado a algo cierto, lo cual tiene razón de fin. Esta determinación la realiza en los seres racionales el apetito racional, que llamamos voluntad; en los demás seres la lleva a cabo la inclinación natural, que también se llama apetito natural". (I.II, Q.1, a2)

De la consideración precisamente de este hecho, es decir, de la consideración de que en el universo hasta las plantas  y los seres inertes, siguen unos patrones de acción determinados y con fines claros y específicos, santo Tomás construye una de sus pruebas para demostrar la existencia de Dios (la quinta vía), pues dado que todo obra por siempre por un fin, incluso los entes que carecen de conocimiento, es necesario que estén ordenados a dicho fin por un ser inteligente (como el arquero ordena el movimiento de la flecha). Estas son las propias palabras de santo Tomás:

"La quinta se deduce a partir del ordenamiento de las cosas. Pues vemos que hay cosas que no tienen conocimiento, como son los cuerpos naturales, y que obran por un fin. Esto se puede comprobar observando cómo siempre o a menudo obran igual para conseguir lo mejor. De donde se deduce que, para alcanzar su objetivo, no obran al azar, sino intencionadamente. Las cosas que no tienen conocimiento no tienden al fin sin ser dirigidas por alguien con conocimiento e inteligencia, como la flecha por el arquero. Por lo tanto, hay alguien inteligente por el que todas las cosas son dirigidas al fin. Le llamamos Dios". (I, Q.2, a3)

A medida que se profundiza en el concepto de fin, se va viendo con claridad su importancia en el orden de la moralidad de las acciones. Y se van teniendo cada vez más elementos de juicio para comprender lo fundamental que es NO ERRAR en la elección del fin de nuestra vida.

¿Por qué hago lo que hago? ¿Hacia dónde me dirijo? si se analiza mi conducta a la luz del fin, ¿Qué fin se revelaría en ella? ¿Qué he elegido yo como fin último? si he elegido bien mi fin último ¿Ordeno correctamente hacia dicho fin mis acciones?


Leonardo R.


No hay comentarios: