viernes, 29 de mayo de 2015

(11) Perlitas de filosofía

I must say once more that in philosophy, both speculative and practical, few if any advances have been made in modern times. On the contrary, much has been lost as the result of errors that might have been avoided if ancient truths had been preserved in the modern period instead of being ignored.

Modern philosophy, as I see it, got off to a very bad start—with Hobbes and Locke in England, and with Descartes, Spinoza, and Leibniz on the Continent. Each of these thinkers acted as if he had no predecessors worth consulting, as if he were starting with a clean slate to construct for the first time the whole of philosophical knowledge.


Debo decir una vez más que en filosofía, tanto especulativa como práctica, muy poco o nada se ha avanzado en los tiempos modernos. Por el contrario, mucho se ha perdido como resultado de errores que podrían haberse evitado si las verdades antiguas se hubieran conservado en el período moderno en lugar de ser ignoradas.


La filosofía moderna, tal como yo lo veo, tuvo un muy mal comienzo con Hobbes y Locke en Inglaterra, y con Descartes, Spinoza y Leibniz en el continente. Cada uno de estos pensadores actuó como si no tuviera ningún predecesor digno de ser consultado, como si estuviera empezando de cero en la construcción, por primera vez, de la totalidad del conocimiento filosófico.

____________________________________

Vamos a ver; tenemos arriba unas afirmaciones asombrosas, pero dignas de atención pues pertenecen a uno de los más célebres pensadores del siglo XX: Mortimer Jerome Adler.

Primera afirmación "asombrosa": En filosofía poco o nada se ha avanzado en la época moderna.

Esto es lo que llaman algunos un "lugar común", es decir, algo archisabido. Lo que se edifica después de Descartes es una filosofía que ha perdido su objeto, el ente en cuanto ente. Y en vez de ser filosofía del ser, pasa a ser fenomenología del pensamiento. Es como si a partir de Descartes la filosofía se hubiera dedicado a reciclar errores del pasado que ya habían sido superados por los maestros medievales. Y así hasta el día de hoy.

Aunque para ser totalmente honestos, el mismo Adler dice que solo se pueden señalar quizá avances y aportes en el campo de la lógica, la filosofía de la ciencia y la teoría política. Nada más. Ni en metafísica, ni en filosofía de la naturaleza, ni en epistemología, ni mucho menos en filosofía moral. En todo esto el retroceso ha sido la marca de la modernidad filosófica.

Segunda afirmación "asombrosa": estos errores de la modernidad se hubieran evitado de no haber sido porque se decidió ignorar los logros del pasado.

¡Ese es el punto! a partir de Descartes se inaugura una especie de "moda filosófica", consistente en que cada nuevo 'filósofo' que venía al mundo, estaba convencido de que antes de él no había habido nada más que ignorancia y error, por lo tanto él debía rehacerlo todo, de cero.

Y el problema con esto es que se despreciaba lo que los medievales habían construido con tanta paciencia y entrega, en una tarea de siglos. En el fondo lo que había era soberbia de parte de esos innovadores. Nadie quería ser discípulo, todos querían ser maestros.

Si en la edad media fue famosa la figura del "comentador", que tomaba los textos de antiguos maestros y se limitaba a explicar sus palabras; la edad moderna fue todo lo contrario, para ella no hubo maestros en la antigüedad, solo engañados y engañadores. 

Este fue el pecado original con el que vino al mundo la filosofía moderna. 

Y el 'bautismo' capaz de borrar ese 'pecado original' no es otro que volver la mirada a esas verdades que la edad moderna ignoró y hacia esos maestros que la edad moderna creyó solo fuentes de ignorancia.

Es lo que tratamos de hacer humildemente en este blog. 

(El texto inicial está tomado de la muy recomendable obra "Ten philosophical mistakes", de Mortimer Adler)

Leonardo R.


No hay comentarios: