viernes, 22 de mayo de 2015

(5) Perlitas de filosofía

When the judging mind forms a judgment which accurately squares with the reality about which the judgment is made, there is truth in the judging mind.


Cuando la mente que juzga forma un juicio que cuadra con precisión con la realidad respecto de la cual se emite el juicio, hay verdad en la mente que así juzga.

____________________________________

Esta ha sido la postura tradicional acerca de la verdad. Siempre se ha dicho que la verdad es ante todo una relación entre un sujeto cognoscente y una objeto conocido. Cuando el sujeto emite sobre el objeto un juicio que se corresponde efectivamente con la realidad del objeto, se dice que se alcanza la verdad: la verdad es una relación de conformidad.

Esta doctrina supone el realismo, en cuanto que el sujeto no fabrica la verdad, sino que llega a ella a través del juicio recto, es decir, aquel juicio que "dice que es lo que es, y que no es lo que no es".

Es además una postura de sentido común y al alcance de cualquiera que medite aunque sea un poco sobre estos temas. En efecto, cualquiera comprende que si yo afirmo "en este momento está lloviendo en Nueva York", dicho juicio será 'verdadero' si efectivamente en este momento en la ciudad de Nueva York está lloviendo. Si, por el contrario, hace un tiempo seco y brilla el sol sobre Nueva York, mi juicio será falso.

Pero a pesar de ser una doctrina tan clara, también ha sido puesta en duda. De hecho esto es tan así, que hoy en día lo más común es encontrar 'filósofos' que la rechazan y proponen otras ideas acerca de lo que es la verdad. Esas ideas con las que pretenden reemplazar la visión tradicional acerca de la verdad terminan siempre, de una u otra manera, por proclamar la autonomía del sujeto, es decir, terminan por afirmar que no hay un criterio 'externo' al sujeto mismo para decidir sobre la verdad, sino que el criterio es siempre interno al propio sujeto. Esto que puede sonar un poco enredado es simplemente una nueva forma de relativismo: la verdad es relativa.

Lo paradójico del asunto es que al hacer esa afirmación están implícitamente confirmando la postura realista acerca de la verdad, ¿cómo?, sencillo: porque ellos creen que su postura es 'verdadera', es decir, que es la que se corresponde con la realidad de las cosas. De esta manera, la postura realista acerca de la naturaleza de la verdad, que ellos pretender echar por la puerta, se les vuelve a colar por la ventana.

(El texto en inglés está tomado de un libro de Paul Glenn: Introduction to philosophy)


Leonardo R.




3 comentarios:

Pedro Romano dijo...

Hola amigo, quiero que me des tu asesoramiento. Que autor en español (pues no se latín como tu) me recomendarías para leer la Summa de Santo Tomás. Y si existe un versión digital te agradecería que me la pases por favor. Aprovecho para felicitarte una vez mas por tu blog, cada vez mejor. Dios te bendiga y la Virgen te acompañe.

Quidam dijo...

Buenas tardes. Amigo si lo que usted busca es una versión digital de la Summa teológica en español le puedo informar de dos opciones, una online y otra para descargar.

Versión online:

http://hjg.com.ar/sumat/

Versión para descargar:

http://biblioteca.campusdominicano.org/suma.htm


En cuanto a autores para estudiar el tomismo, en español, le recomiendo que empiece con la lectura del clásico de Reginald Garrigou Lagrange: "La síntesis tomista", que está en la sección 'Biblioteca clásica' del blog.

Cualquier duda con gusto me dice y tratamos de resolverla.

Laus Deo,

Leonardo R.

Pedro Romano dijo...

Gracias por contestar amigo. Voy a seguir su sabio consejo. y voy ver las descargas que me recomendó. Dios le bendiga por su su labor en el blog. Todo sea para Su mayor gloria y para la Salvación de las almas. Un abrazo en Jesús y María.